sábado, 4 de febrero de 2017

DESCUBREN HEMBRA DE ESPECIE ICTIOSAURIOS EN PROCESO DE PARTO

GLACIAR TYNDALL VUELVE A SORPRENDER CON HALLAZGOS PALEONTOLÓGICOS DE RELEVANCIA MUNDIAL
La Doctora en Paleontología Judith Pardo afirma que “Magallanes cuenta con un tesoro evolutivo único”. Entre los descubrimientos destaca una hembra de ictiosaurio en trabajo de parto, la segunda registrada en el mundo para el período Cretácico
Seis años después de que se reportara el hallazgo de ejemplares completos y articulados de ictiosaurios, el sitio paleontológico ubicado en las cercanías del glaciar Tyndall (Parque Nacional Torres del Paine, Región de Magallanes y Antártica Chilena) vuelve a deslumbrar a los científicos con su impactante riqueza inexplorada.

Los descubrimientos de relevancia mundial se dan en el contexto de la campaña en terreno auto financiada y encabezada por la Doctora en Paleontología Judith Pardo Pérez (investigadora principal), quien contó con la colaboración logística de la Universidad de Magallanes y el Instituto Antártico Chileno y la participación de Marcelo Arévalo, experto en expediciones en zonas remotas y gran conocedor del área.

La Doctora Judith Pardo, radicada temporalmente en Stuttgart, Alemania, detalla con emoción que “encontramos cinco nuevos ictiosaurios, cuatro de ellos virtualmente completos. Destaca una hembra en proceso de parto, con otros cuatro embriones completos en el área de su cavidad uterina. Este hallazgo corresponde al segundo registrado en el mundo para el período Cretácico (145 a 65,5 millones de años AP), después de uno reportado en Hay River (Northwest Territories, Canadá) el año 2003 por la Doctora Erin Maxwell del Museo de Historia Natural de Stuttgart.

Para la investigadora, esta fue su séptima expedición al área. Explica que la importancia de estos fósiles radica en que la mayoría de los hallazgos de ictiosaurios del período Cretácico corresponden a material desarticulado y escasamente preservado. Esto no ocurre en el sitio paleontológico del glaciar Tyndall, pues “tanto los ejemplares adultos como las crías dentro de la madre conservan sus cráneos completos, incluyendo dientes cuya estructura, rugosidades y esmalte se han preservado de forma excelente, lo que en conjunto con las características anatómicas de la madre, ayuda a reconocer la especie”, indica.


El hallazgo adquiere además relevancia paleoecológica, pues indicaría que las crías de estos prehistóricos reptiles marinos habrían nacido anatómicamente maduras y listas para alimentarse por sí solas, lo que se conoce en biología como estrategia precocial, que involucra períodos de gestación extensos, como en algunas aves de la actualidad o ciertos mamíferos como los caballos. “En el caso de los ictiosaurios, las madres habrían agrupado cardúmenes de peces (su principal alimento), lo que habría facilitado que las crías cazaran por sí solas pues el área del Tyndall era rica en abundancia de peces y con escasa presencia de predadores”, añade la Doctora Pardo. “Esto nos hace pensar que pudo ser usada como un sitio de crianza, hipótesis que se refuerza con estos nuevos hallazgos”.

Fotografía de Marcelo Arévalo
Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada