lunes, 25 de julio de 2022

LIBROS MALDITOS DE ESPAÑA ....


EL MUNDO QUE VIVIMOS

Aunque paaezca extraño, en una sociedad que abolimos una serie de prejuicios y conceptos añejos sobre la mujer, los famosos y mañoseados derechos humanos, la instransigencia de pronunciarse sobre situaciones que todos comentamos en las calles, etc, etc. Existe al parecer una mano negra que controla a nivel mundial la libre expresión de quienes piensan abiertamente y tienen la valentía de decirlo y escribirlo sin más que los lectores se formen su propia imagen del mundo que vivimos.

Existe una larga edición de libros que denominamos malditos y cuyos autores ha sufrido una serie de obstaculos en sus carreras, algunas insalvables y otras con retiradas de los libros y también del autor discretamente, pues nadie a estudiado ni esta preparado para ser heroe anónimo.

La galeria es extensa .... como muestra un botón.

Ediciones - Red Magdala

lunes, 27 de junio de 2022

EL VERDADERO DESCUBRIDOR DE MACHU PICCHU

LOS GIROS DE LA HISTORIA

No fue Bingham, fue un peruano: conozca a Agustín Lizárraga, el verdadero descubridor de Machu Picchu.

El agricultor peruano Agustín Lizárraga llegó a Machu Picchu (Cusco) nueve años antes que el estadounidense Hiram Bingham.


Nueve años antes de que el antropólogo e investigador Hiram Bingham llegara a Machu Picchu en 1911 y se proclamara su descubridor oficial, el agricultor peruano Agustín Lizárraga ya se encontraba de pie sobre las ruinas de esta ciudadela inca, sin saber de que estaba al frente de una de las siete maravillas del mundo moderno.


Una historia no contada por los libros de historia, pero sí por el escritor cuzqueño, el ingeniero Américo Rivas quien a través de su libro "Agustín Lizárraga: el gran descubridor de Machu Picchu" nos resume sus diez años de ardua investigación sobre inéditos episodios del quien fuera el verdadero descubridor de Machu Picchu, que en quechua significa ‘montaña vieja’.


De acuerdo con el autor, en 1902, Lizárraga emprendió una expedición desde la hacienda Collpani junto con su primo Enrique Palma Ruiz, administrador de la finca, con el afán de encontrar nuevas tierras para cultivar productos de la zona. Así empezó ese trajín por las cadenas montañosas del Cusco sin imaginar que en la cima de un cerro, a unos 2453 m.s.n.m., encontrarían la ciudad inca de Machu Picchu. Impresionado por aquel hallazgo, Lizárraga dejó su firma en una de las paredes rocosas del templo de Las Tres Ventanas que quedarían inmortalizados hasta la actualidad: “Agustín Lizárraga 14 de julio – 1902”.


Aquel detalle, incluso, lo había recogido Bingham en sus diarios del viaje, pero a diferencia del agricultor peruano que no contaba con el apoyo de la prensa y amigos ilustres, el estadounidense lo consignó, reportó y publicó al mundo entero un 24 de julio de 1911. Bingham se había consagrado como el descubridor oficial gracias al apoyo del presidente estadounidense William Howard Taff, al presidente de Perú Augusto B. Leguía, la National Geographic y la Universidad de Yale.


El ingeniero Américo Rivas aclara en su libro que el gran Lizárraga no solo era un simple hacendado, era un agricultor “que sobresalía en su segmento social” y que casualmente arribó a la hacienda Collpani, la cual perteneció a la familia Ochoa, en busca de trabajo.


Según la historia del cuzqueño, después de su primer encuentro con Machu Picchu, Lizárraga recorrió todo el día en la ciudadela, husmeando palacios y demás construcciones, que aún conservaban cerámicas en las hornacinas. “Cuando bajaron y narraron lo que habían visto contaron que pareciera que la ciudad había sido abandonada de golpe”, sostuvo Rivas durante una entrevista.


Si bien el agricultor peruano no tuvo buenos contactos para difundir aquel descubrimiento, contaba con familiares en Lima e incluso París, quienes acudieron a la ciudadela en 1904 con motivo de una boda. Ese evento social permitió que algunos de ellos subieran hasta la ciudadela. Sí, aquella visita fue el primer viaje turístico hacia Machu Picchu.


Después de la boda, los parientes de la familia Ochoa quedaron tan fascinados del descubrimiento de Machu Picchu que lo publicitaron de boca a boca en Lima y París, aseguró Rivas. Pero eso no fue suficiente para que todo el Perú lo conociera. Lizárraga murió ahogado en el río Vilcanota en febrero de 1912, sin proclamarse oficialmente como el verdadero descubridor de aquella ciudad de piedra que el inca Pachacútec mando a construir en el año 1450. Lo que vino después ya lo conocemos.


#MachuPicchu

 

viernes, 17 de junio de 2022

SOBRE BUDISMO TIBETANO

UN MOMENTO PARA LA TRANQUILIDAD EN PLENO CENTRO DE SANTIAGO

Ayer tarde, se realizó un acto de memoria a la primera visita de su Santidad Dalai Lama a Chile en las dependencias del histórico lugar "Casa de los X", en la calle Santa Rosa de Santiago.


El acto fue organizado por la Fundación Kandaiyui y participaron musicalmente el Grupo Hindustani, con sugerente música e instrumentos ancestrales de la India, además de una reseña histórica por parte de Rafael Videla Eissmann, historiador y colaborar del NOUFA, sobre diversos aspectos del budismo tibetano, la reencarnación de los Lamas a través de los tiempos, la situación actual de esta filosofía de vida ante la ocupación de la China en los años 50 del Tibet, etc.


Hubo inicialmente una relajación por parte de los asistentes, guiada por la Srta. Lozano y se anunció un próximo encuentro para Noviembre de este año en un lugar que se anunciará con tiempo.


Próximamente más información sobre este tema. - Raúl Núñez


jueves, 16 de junio de 2022

¿POSIBLES SEÑALES EXTRATERRESTRES ....?

CIENTÍFICOS CHINOS CAPTAN SEÑALES QUE PODRÍAN VENIR DESDE CIVILIZACIONES EXTRATERRESTRES

Esta vez, los científicos a cargo del radiotelescopio de apertura más grande del planeta no descartan la posibilidad de que las misteriosas señales captadas vengan desde una civilización extraterrestre.

Se trata del gigantesco Telescopio Esférico de 500 Metros de Apertura (FAST, por sus siglas en inglés) que se encuentra en Guizhou, al suroeste de China. Desde allí, los científicos afirman haber captado varias señales electromagnéticas que podrían venir desde civilizaciones extraterrestres o bien ser una simple interferencia de radio. Aún no descartan ninguna de estas opciones.

La información, fue compartida públicamente el pasado martes 14 de junio en el medio chino Science and Technology Daily. Allí señalan que “el ‘Ojo Celestial Chino’ (como le dicen al telescopio) está siendo usado para encontrar posibles rastros técnicos y señales candidatas para civilizaciones extraterrestres de más allá de la tierra”.

Esta investigación inició en 2020 y hasta ahora ha detectado “varias señales electromagnéticas de banda estrecha que son diferentes a las encontradas en el pasado”, dice el artículo.

Y es que, a la fecha identificaron dos conjuntos de señales sospechosas, que catalogaron como “posibles señales de civilizaciones extraterrestres”. La primera, fue detectada en 2019, cuando se realizaban pruebas y procesaban datos para el inicio de la misión. Mientras que la segunda fue detectada a penas este año y proviene de exoplanetas.

Sin embargo, también es probable que estas misteriosas señales captadas por el FAST sean producto de una especie de interferencia de radio. “La posibilidad de que una señal sospechosa sea algún tipo de interferencia de radio también es muy alta. Debe confirmarse o descartarse, lo que puede ser un proceso largo”, aclaran.

¿El FAST solo busca civilizaciones extraterrestres?

Por ahora, se estima que este podría ser el primer instrumento científico en revelar la existencia de vida en otros planetas. Esto porque tiene varias ventajas que otros telescopios no. Además, la búsqueda de vida en el espacio es uno de sus principales objetivos.

“Tiene tres ventajas principales en la búsqueda de civilizaciones extraterrestres: un área espacial de observación más grande; el doble de sensibilidad; y 19 haces que aceptan señales de diferentes regiones del cielo”, afirma el artículo.

En específico, el FAST se enfoca en captar ondas electromagnéticas, que son en palabras de los astrónomos “el portador o mensajero más adecuado para la comunicación interestelar”.

Esto último porque las ondas pueden penetrar en la atmósfera de la Tierra con facilidad durante todo el día, sin ser un impedimento los efectos adversos, como el clima, por ejemplo.

Luego de las últimas señales identificadas, “el ojo celestial chino repetirá las observaciones de señales sospechosas que ya se han descubierto para identificar y detectar nuevas”, consignan.

Otros objetivos del FAST son buscar ondas gravitacionales, analizar algunos exoplanetas y realizar sondeos de la materia oscura. (Fuente: Biobiochile)